Hemos gastado mucho en Navidad y Fin de Año. Cuando nos empezamos a recuperar vinieron los gastos de escolaridad. Hace poco han pasado los de Semana Santa y de cuesta a mayo nos vienen gastos por el Día de la Madre. Si has manejado un buen presupuesto personal, seguro que no tienes mayores apuros. Si no es tu caso, quizá ya andas pensando en un préstamo personal o en sacar un crédito. ¡Detente allí! Aquí te dejo unos consejos para que puedas gestionar mejor tu dinero.

 

#1. Crear un presupuesto personal

 

La clave de las finanzas personales estables es un buen presupuesto personal. No tienes que saber mucho de educación financiera para tener un buen plan de gastos e ingresos. Solo necesitarás hoja y papel, sumar todos los ingresos que tienes y luego hacer lo mismo con los egresos del mes. En el presupuesto podrás reconocer cuánto necesitas realmente para subsistir cada treinta días, reconocer en qué estás gastando de más y cuánto puedes destinar al ahorro.

 

#2. Compara bien

 

Tanto si vas a comprar, vas a sacar un préstamo, una tarjeta de crédito, etc. La clave para ahorrar y evitar pagar gastos innecesarios es comparar bien. Compara tasas de interés, precios, etc. y vas a poder ayudar a que tu economía salga a flote.

 

#3. Sé un consumidor responsable

 

Ahorra en casa. Hay muchas formas de hacerlo y contribuir al bienestar al planeta de paso. Por ejemplo cierra el agua del caño cuando no la uses, desconecta los artefactos que no estén funcionando, etc.

 

#4. Aprende a administrar tu dinero

 

Si eres de los que abusan de la tarjeta de crédito, pues es mejor que te des de baja con ellas y solo uses efectivo o débito. Una tarjeta pre-pagada también te ayudará a tener un mejor control de tu economía.

 

#5. ¡Que no te apene! Compra con descuentos

 

Ahorra por donde puedas sin afectar tu estilo de vida. Los descuentos y cupones son una buena forma de hacerlo. Incluso hay bancos que te dan cupones con ofertas por tener una cuenta con ellos.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

Sigue estos consejos y empezarás a tener unas finanzas personales estables. ¡No se afectarán ni por los gastos de fiestas patrias!