¿Te ha pasado? Necesitas un préstamo, ya sea un préstamo personal, un crédito hipotecario o un crédito vehicular, vas al banco y ¡oh sorpresa! ¡te lo han rechazado! ¿Es tu caso? Si es así seguro te preguntas “¿Qué hice mal? En esta nota te enseño cómo conseguir un préstamo.

 

#1. Ten un buen historial crediticio

 

Si no te dieron un préstamo mucho tiene que ver con tu historial crediticio. Hay tres razones:

 

No tienes un historial crediticio – Si jamás sacaste una tarjeta de crédito o un préstamo, no tienes actividad financiera. Por eso el banco no puede saber si eres buen o mal pagador y no se arriesgará a darte un préstamo grande.

 

Tienes demasiadas deudas – Hay un tope de dinero que todos podemos pagar al mes con nuestras deudas. Los bancos tienen conocimientos de tus ingresos y egresos, si ven que pagas con la justa no te concederán otro préstamo.

 

Estás en rojo en una central de riesgo – Esto se debe a que no cumples con tus pagos, te has retrasado o te has desentendido de una deuda.

 

#2. Tener ingresos mensuales estables

 

Como te comenté en el punto anterior, el banco conoce sobre tus ingresos así que debes demostrar que tiene ingresos mensuales que te permitirán lidiar con el préstamo que te harán. Si el caso es el de un préstamo para negocios, pues deberás contar con un plan de negocios que le permita al banco saber que su inversión será rentable y le podrás devolver el dinero.

 

#3. Abre una cuenta bancaria

 

Esto le hará saber al banco que tienes ingresos mensuales. Así podrán evaluar si te pueden o no dar un préstamo y qué monto ofrecerte.

 

Ahora es más fácil acceder a un préstamo. Puedes consultar si estás apto para uno desde nuestra plataforma.

 

 

   

¡Consulta aquí!