Bien dice la canción que “estar en la universidad es cosa de locos” pero que esta locura no afecte también tus finanzas personales.  De ellas dependerá que puedas terminar tu carrera y seas un profesional de éxito. En esta nota te enseño cómo cuidar tus finanzas cuando inicias tu vida universitaria. ¡Que no se te vaya el dinero!

 

La clave es presupuestar

 

No dejes que tu economía navegue a la deriva. Sé que la vida universitaria no es fácil y muchas veces hay que estirar el dinero.

 

Esto se maneja mejor cuando conoces claramente cuáles son tus egresos y tus ingresos. Así podrás distribuir tu dinero hacia todo lo necesario y omitir los gastos hormiga. Haz un presupuesto mensual para conocer cuánto dinero tienes ¡Te sorprenderá lo que lograrás ahorrar!

 

Trázate metas financieras

 

Sé que si tienes dinero extra lo destinarás al ahorro, pero cuando haces tu presupuesto y lo sigues al pie de la letra también obtendrás ahorro que no esperabas.

Esto es genial, porque sé que también tienes necesidades sociales. Puedes ponerte como meta respetar tu presupuesto para que así lo que ahorres en esa taza de café que no te tomas lo destines a: ese viaje que siempre quisiste hacer, las entradas para el concierto de rock al que siempre quisiste asistir, etc.

 

¿Estudias lejos de casa? Comparte gastos

 

Si eres de los que estudian lejos, calcula lo que gastas en pasaje mensual (¡ojo lo que pagas con tu carnet de medio pasaje!). Una vez con este dato  compáralo con lo que te costaría vivir cerca de la universidad. Puedes compartir gastos con otros compañeros en igual situación.

 

Por ejemplo, si gastas S/300.00 soles en pasaje quizá sea mejor que alquiles una habitación cerca, todo es cuestión de buscar para hallar una que se ajuste a tu presupuesto.

 

No gastes de más si no es necesario

 

Esto es más fácil en las universidades estatales ya que cuando estudias en ella, con tu carnet universitario, puedes acceder a muchos beneficios, como la comida gratuita del comedor. Si puedes acceder a este beneficio, pues deja de gastar en comida comprada cuando te tengas que quedar todo el día estudiando; y si eres de una universidad privada, pues busca sitios buenos, limpios y económicos cerca de la universidad. ¡Te sorprenderá lo que puedes encontrar!

 

Cuidar tu dinero mientras estás en la universidad te va a ayudar a tener un buen control de tu presupuesto personal siempre. Esto te será útil incluso cuando decidas iniciar tu familia y tengas que ver tus finanzas en pareja.

 

¿Te sirvieron mis consejos? ¡Cuéntame cómo administras tu dinero mientras estudias!

 

Quizá te interese leer también:

 

* Conoce 5 maneras de generar ingresos adicionales.
* Cuándo debo pedir un préstamo para estudios.