Cuando se ha caído en la tentación de los “préstamos inmediatos” sin pensar en lo que estos puede significar a la larga para nuestra economía, podemos terminar llegando a un punto en lo que único que podemos pensar es cómo salir de deudas ahora.

 

Esta no es la única situación que te lleva a realizarte esta gran pregunta. Por eso, en esta nota te enseñamos los pasos para que que salgas de deudas y seas dueño de tus finanzas.

 

#1. Que el pozo no aumente

 

Una deuda se acrecienta de dos forma: la primera si te retrasas en los pagos, lo que hace que vengan cobros por moras en el estado de cuenta del mes siguiente. Otro causal es el hecho de seguir endeudándose, ya sea para pagar deudas pasadas con nuevos préstamos o por hacer un mal uso de la tarjeta de crédito.

 

Lo ideal es no usar la tarjeta de crédito ni pedir nuevos préstamos, al menos mientras se tenga una deuda pendiente que desequilibre tu economía.

 

#2. Prioriza el pago de tu deuda

 

Para poder priorizar el pago de tu deuda es necesario que realices un análisis de tu estado financiero actual. De esa manera podrás ser consciente de tus egresos e ingresos y eliminar los gastos superfluos y gastos hormiga para dar prioridad a pagar tu deuda.

 

Puedes hacer una análisis anotando absolutamente todo lo que gastas en el mes, así te darás cuenta que puedes estar gastando más en salidas a comer a lugares costosos que en gastos estrictamente necesarios. Una comida casera en vez de en un restaurante, puede ayudarte a ahorrar mucho dinero.

 

#3. Nunca pagues el “monto mínimo”

 

Cuando tienes una deuda en tu estado de cuenta suele venir el monto fijo a pagar y el monto del pago mínimo. Lo ideal es nunca pagar el pago mínimo ya que en muchos casos representa menos del 10% de tu deuda, sin contar los intereses y comisiones que seguirá cobrando el banco o la entidad a la que le debes.

 

#4.Sé consciente de la magnitud de tu deuda

 

No puedes pagar un préstamo a ciegas. Debes ser consciente del monto total que debes al banco o a las diferentes entidades que te han prestado dinero o te han dado crédito. Solo siendo consciente de esta cifra puedes evitar aumentarla y ajustar gastos para priorizar el pago. Ponte como meta pagar tu deuda en un tiempo realistas, ¡valdrá la pena el sacrificio!

 

#5. Evalúa la compra de deuda

 

Cuando se tienen muchas deudas es difícil ordenarse. La compra de deuda es una solución en la que podrías pensar si has adquirido deudas que no puedes manejar.

 

Con la consolidación, una entidad financiera compra todas tus deudas. De esa forma los intereses y comisiones se reducen y empiezas a pagar una cuota mensual realista.

 

Sigue nuestros consejos y pronto lograrás salir de tus deudas. Recuerda ¡No debes aumentar el monto así que dile adiós, por lo menos temporalmente, a tus tarjetas de crédito!