Los malos hábitos nos condenarán siempre. Y esto también aplica a nuestras finanzas personales. De hecho, al respecto, los peores hábitos tienen que ver con cómo usamos las tarjetas de crédito. Conoce cuáles son los malos hábitos de tus tarjetas que no te dejan ahorrar.

 

Lee también: Estos son los hábitos de ahorro de quienes han tenido éxito. 

 

#1.No seas más el Sr. pago mínimo

 

Si eres de las personas que siempre pagan el monto mínimo de sus tarjetas estás en problemas. Este es un mal hábito que tienes que quitar. Hacerlo hará que le pagues al banco más intereses y comisiones que la deuda en sí misma.

 

#2. Comprar a más cuotas

 

A menos que todas las cuotas sean sin intereses esta modalidad no te conviene. Lo ideal es que compres en la menor cantidad de cuotas posibles, así reducirás intereses. Muchos creen que por pagar menos cada mes ahorran y no es cierto. Si suman todo lo pagado fácilmente podrían haber comprado dos o tres productos del mismo precio, al contado.

 

#3. Pagar un tarjeta con otra

 

¿De cuándo acá pagar una deuda con otra es beneficioso? Ahora también tendremos que pagar los intereses y comisiones de la nueva deuda. ¿Nada sensato verdad? En tal caso lo mejor es la consolidación de deudas: se compran todas las deudas y se paga una sola.

 

#4. Que se te pase la fecha de pago

 

¡No pagues de más! Coloca una alarma en el calendario de tu celular y paga siempre antes de tu fecha de pago, así evitarás los intereses por moras. Hay bancos que hasta te llegan a cobrar S/40.00 por día de retraso.

 

#5. Usar crédito cuando tienes débito

 

Si tienes dinero para pagar en efectivo o con débito ¡deja de usar la tarjeta de crédito! Para evitar caer en tentaciones deja la tarjeta de crédito en casa.

 

#6. Usar la disposición de efectivo de tus tarjetas

 

No está mal que lo uses cuando lo planificas y sabes que podrás pagarlo pronto. Está mal cuando lo sacas sin tener en cuenta los intereses que te cobrarán y utilizar el dinero para algo que no sea una emergencia.

 

#7. No anular tarjetas que no usas

 

Anula todas las tarjetas que no usas. No es que no sigan generando gastos estando en tu cajón de los recuerdos, te seguirán cobrando la membresía.

 

Cambia estos malos hábitos y verás que reducirás los gastos que representan tus tarjetas de crédito. ¿Qué otro consejo nos dejas?

 

 

   

Solicita tu préstamo