Las compras online se han vuelto la mejor forma y la más responsable de hacer tus compras. Por eso no es de extrañar que tu supermercado favorito ofrezca esta modalidad de compra.

 

Hay mucho mitos entorno a las compras en línea, como el hecho de que el envío haga que salga más caro que ir a comprar a la tienda, pero esto no es del todo cierto ya que muchas tiendas te ofrecen el delivery gratis.

 

En esta nota te cuento por qué debes perderle el miedo a comprar online ¡digámosle adiós a los mitos!

 

Compra a la hora que quieras

 

Gracias a las compras online puedes abastecerte de lo que necesites a la hora que más te acomode y desde tu cama, lo mejor es que lo recibirás en la puerta de tu casa. Sirve tanto para víveres como para ropa o lo que necesites. ¡Nada más fácil y responsable!

 

Solo compras lo que necesitas

 

Cuando compras en línea logras ahorrar. Sí, parece sorprendente, pero he comprobado que es cierto. ¿Cómo? Pues bien descubrí que cuando iba al súper terminaba comprando más de lo que necesitaba porque me llamaban las ofertas; en las compras en línea no es así porque usas el buscador y eliges solo lo que necesitas. ¡Mejora tus finanzas personales comprando online!

 

Comprar por internet es seguro

 

Las páginas web de las tiendas que ofrecen compras online son seguras, tienen que serlo para poder tener más clientes así que no temas pagar a través de ella. Y si tanto temor te da existen medios de pago especiales para ayudarte a confiar más, como Paypal, que le da garantía a tu compra.

 

Lee también: Te enseño a analizar un sitio web de préstamos confiables (también aplica para tiendas online)

 

La seguridad no solo va en cuanto a la transacción, sino al hecho de que te evitas salir de tu casa en esta época de cuarentena.

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

Algunos comentarios más…

 

Como ves comprar online es seguro, es fácil y es rápido. Solo te aconsejo no alocarte con las compras y usar siempre tus tarjetas de débito o tarjetas prepagadas, así no te emocionarás y no gastarás de más el saldo de tus tarjetas de crédito. Tener deudas no es la idea de comprar online.