¿Te interesá pedir un préstamo? ¿No querés esperar el largo proceso de aprobación de los bancos? La opción alternativa son los préstamos online. Ya existen en el mercado páginas confiables que ofrecen estos créditos de consumo, pero es importante que aprendás a reconocer las webs confiables de las que no lo son, así evitás caer en estafas que te hagan perder tu dinero. Aquí te dejo algunos tips para reconocer una página web de préstamos en la que podés confiar.

 

Averiguá si la conexión es segura

 

Las páginas fraudulentas no suelen tener el candado de seguridad (certificado SSL) en la barra de navegación, antes del nombre de la url del sitio web. Si no ves el candado no es una web segura.  ¡Salí de allí!

 

Si mirás arriba en la barra de navegación de la web de Solven, por ejemplo, podés ver el pequeño candado del que te hablo. Si das clic te saldrá el mensaje de que la conexión es segura por lo que las contraseñas y números de tarjeta que envies al sitio web se mantendrán en privado.

 

Montos razonables

 

Los préstamos online no son sumamente altos. Por lo general se trata de créditos de consumo que, por lo fácil que son se conseguir, no representan cifras elevadas.

 

El monto razonable también va al interés que se cobra por los préstamos que ofrecén por lo que te aconsejo dudar de aquellas empresas que te te ofrecén intereses de 1% por préstamos de miles de pesos(¡nada coherente).

 

 

¿Te han servido estos consejos? Por malas empresas no tenemos por qué tenerle miedo a los préstamos online. Es cuestión de saber identificar a una empresa confiable que cumpla con todos los requisitos para darte un crédito trasparente. ¿Querés saber si calificás para un préstamo en línea? Autoevalúate a través de Solven

 

 

Solicitá tu préstamo acá