Ser despedido es una situación inesperada. A quienes han pasado por esto la situación no se les ha puesto fácil. Y es que llega el momento de buscar un nuevo empleo de improvisto. Si se tiene la suerte de ser despedido con anticipación hay más tiempo de planificar tus finanzas, pero esto es más difícil cuando de la noche a la mañana te dicen que ya no vas más en la empresa. En esta nota quiero ayudarte a sobrellevar tus finanzas al quedarte sin empleo

 

Me despidieron ¿Qué hago?

 

Si tienes la suerte de estar en una empresa como trabajador dependiente, vas a recibir una indemnización por tu despido además de tu liquidación así que no quedarás a la deriva. Con el dinero de tu liquidación no sólo puedes “sobrevivir” hasta tener un nuevo trabajo, sino invertirlo para no desesperar en este momento.

 

Pon en orden tus prioridades

 

Lo mejor que puedes hacer cuando tu situación laboral aún no está clara es organizar tus prioridades. Así que vas a tener que postergar aquellos gastos que no sean esenciales. Tampoco te recomiendo seguir usando tarjetas de crédito por lo menos hasta que tengas un ingreso que te deje pagar los gastos.

 

Paga tus deudas

 

Aprovecha el dinero de tu liquidación para saldar las deudas que tengas pendientes y adelantar pagos en la medida de lo posible. De esa manera podrás estar tranquilo acaso no encuentres empleo de inmediato.

 

Mantén tus seguros

 

Dentro de tus prioridades debe seguir estando pagar tus seguros. Esto va a ayudar mucho en caso de alguna emergencia o imprevisto.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

Lee también: 3 maneras de ahorrar dinero en tus gastos médicos.

 

Algunos consejos más

 

Si te despidieron lo mejor es reaccionar de manera profesional y solicitar cartas de recomendación, etc. Esto permitirá que encuentres pronto un nuevo empleo. No desesperes ante esta nueva situación y aprovecha las buenas relaciones que formaste para hallar nuevas posibilidades. El ahorro que acumulaste en tu tiempo de empleo te será de gran ayuda en este momento.

 

Lee también: Ahorrar da felicidad. Descubre si el ahorro te hará más feliz.