Perú es uno de los 100 países más felices del mundo. Según un reporte hecho por la ONU, el país ocupa el puesto 65 en el ranking de la felicidad. ¿Es una buena noticia verdad? Pero podríamos ser mucho más felices y ocupar un mejor puesto en el ranking. Una buena forma es inculcando el ahorro. En esta nota te cuento cómo ahorrar da felicidad.

 

¡Pero, si el dinero no da la felicidad!

 

Habrá más de uno que me diga esto, y tienen razón, el dinero no da la felicidad, pero la estabilidad económica ayuda a estar un paso más cerca. Te explico: no vas a ser feliz por tener millones de soles, pero sí por tener un dinero que te ayude a no estar al borde de la desesperación.

 

Ponte a pensar: si tuvieras una emergencia (algún accidente, ser despedido, etc.) ¿no sería genial tener un soporte que evite el caos de tus finanzas? Esto se logra no por el dinero en sí mismo, sino por el ahorro. El ahorro te ayuda a tener estabilidad ante lo más imprevisto.

 

Más ahorro mayor tranquilidad

 

Dios no lo quiera, pero si mañana ocurre un desastre natural y tu casa se ve dañada, ¿no sería genial poder reconstruirla sin generar deudas?. Si ahorraste dinero puedes disponer de ese monto ante esta emergencia. Con un fondo en tu cuenta de ahorros puedes saber que estás protegido financieramente. Este conocimiento te hace estar tranquilo y una persona tranquila es feliz, entonces ¿cómo ahorrar no podría ayudar a tu felicidad?

 

Los ancianos que han ahorrado para su vejez tienen una mejor calidad de vida y disfrutan más de su años dorados. Saben que pueden cosechar lo cultivado en sus años mozos y disfrutar de la vida. ¿Qué esperas para empezar a ahorrar dinero en casa para cultivar tu felicidad?