Hoy en día hay muchas maneras de conseguir un préstamo. Ya no solo existen los préstamos personales que requieren un montón de trámites para conseguir el dinero. De hecho si tienes un buen historial crediticio, hasta puedes acceder a préstamos online rápidos.

 

Los bancos, y otras entidades financieras, son conscientes de las necesidades de sus clientes, por eso cada vez surgen nuevos productos para ellos. Un producto financiero que resulta útil para quienes no tienen un sustento de ingresos fijos mensuales es el préstamo con garantía vehicular. Conoce de qué se trata y si es lo que tú necesitas.

 

Un préstamo prendario

 

El préstamo con garantía vehicular es un préstamo prendario. ¿Qué significa esto? Quiere decir que consigues el dinero que necesitas si a cambio dejas en garantía tu vehículo. No quiere decir que tu auto se quedará con el banco o la entidad a quien le pidas el préstamo. En el país, lo que se hace es instalar un chip en tu vehículo. Este se quedará en él hasta que saldes tu deuda.

 

¿Es tan fácil como suena?

 

Como para todo préstamo hay que pasar una evaluación. Esta es menos exigente que la que te solicitan para préstamos personales y es que como hay un bien en prenda no es tan importante tener un excelente historial crediticio.

 

Lo que sí te aconsejo, si vas a solicitar este tipo de préstamo, es que tengas al día tu DNI. Recuerda que si eres casado también será necesario el DNI de tu esposa -o de tu cónyuge-. Las empresas que ofrecen este servicio también deben asegurarse de:

 

1. Que tu SOAT se encuentra vigente,

2. Que tu tarjeta de propiedad esté en regla

3. Que tu auto haya pasado la revisión técnica (no es en todos los casos, pero hay que estar preparados).

 

Si todo está correcto harán una cotización. El monto que te pueden prestar se te otorga teniendo en consideración factores como: la marca de tu auto, el año, el modelo, el kilometraje recorrido, etc. Así que debes procurar que tu carro esté en óptimas condiciones para conseguir más dinero por él en este tipo de préstamo.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

¿Y si no pago a tiempo? ¿Pierdo mi auto?

 

Usualmente este tipo de préstamos tienen un contrato que se puede renovar si después del periodo no puedes cumplir con devolver el monto. Si renuevas deberás pagar los intereses y comisiones, lo ideal es que hagas esto hasta que puedas pagar la deuda total, de lo contrario la empresa terminará rematando tu auto para recuperar el monto que te prestó.

 

Como ves este tipo de préstamo te puede ser muy útil si tienes un auto y necesitas dinero en poco tiempo y sin mucho papeleo. ¿Qué dices? ¿Te animarías por este tipo de préstamo?