Comenzar a ahorrar me costó y es que no era consciente de los gastos hormiga que tenía. Tampoco notaba ciertas costumbres que me hacían perder dinero en cosas que realmente no necesitaba. Así pude descubrir que la forma de pagar mis compras influía mucho en mi propósito de ahorro mensual.

 

En esta nota te cuento mi experiencia para que también te des cuenta de cómo gastas más.  ¿Seguirás usando la tarjeta de crédito o dinero en efectivo?

 

#1. Dinero en efectivo: Una tentación para los gastos hormiga

 

Cuando analicé mis gastos me pude dar cuenta que tendía a retirar todo dinero y tenerlo en la billetera. Esto me hacía más propenso a gastarlo en ese café que compraba en las tardes, o acaso en algún sándwich que veía que acompañaba bien mi café americano.

 

El costo no era tan caro como para pagarlo con mi tarjeta así que usaba el efectivo que tenía a la mano y así fácilmente perdía veinte soles en mi antojo al día.

 

Seguro te pasa lo mismo cuando vas a comprarte algún dulce en la bodega de la esquina ¿verdad? pues si los sumas todos va a ver que esos antojos que satisfaces con tu dinero en efectivo pueden representar un buen monto para ahorrar que estás despilfarrando.

 

Lee también:  ¡Dile que NO a las deudas malas con estos pasos!

 

#2. Gastos de supermercado: Mejor sin tarjeta de crédito

 

Los gastos hormiga son antojos que tenemos en el día, pero los gastos de supermercado para los víveres de la semana o del mes son, o deberían ser, gastos que planees muy bien. Como se trata de gastos planeados es mejor usar efectivo en este caso ya que están dentro de tu presupuesto personal. Comprar víveres con tu tarjeta de crédito te llevará a tener deudas que no necesitas y pagar intereses igualmente innecesario.

 

Si quieres ahorrar en las compras de la semana o del mes no dejes de leer: Descubre cómo ahorrar cuando vas al súper.

 

#3. Usa dinero en efectivo para salir en grupo

 

Salir con tu grupo de amigos es divertido. En mi caso me di cuenta de que solía llevar la tarjeta y dinero en efectivo en mis salidas, lo que me hacía gastar de más. Al ser consciente de ello empecé a llevar sólo dinero en efectivo para evitar la tentación de usar dinero plástico y he conseguido ahorrar una buena suma y gastar solo lo de mi presupuesto del día.

 

El medio que elijas para pagar va a influir mucho a la hora de realizar algún consumo. Evalúa cuál es el que te permite ahorrar más y ponlo en práctica.

 

Quizá te interese también: Inicia tu historial crediticio con tarjetas de crédito.