En algún momento de nuestra vida nuestra billetera cargará diferentes tarjetas, lo mejor es que haya más de débito que tarjetas de crédito. Pero cómo saber que tienes las tarjetas correctas. En esta nota te enseño cómo dar con las tarjetas indicadas para ti. ¡Deja de tenerles miedo! Incluso contar con tarjetas te puedo ayudar a acercarte a tu próximo préstamo.

 

¡Pide un préstamo online a través de Solven!

Tipos de tarjetas

 

Primero que nada te tiene que quedar en claro que existen dos tipos de tarjetas bancarias. Las primeras son las tarjetas de débito que son las que nos dejan acceder a nuestra cuenta en el banco. Por otro lado están las tarjetas de crédito. Estas últimas nos permiten acceder a una línea de crédito que nos ofrece la entidad financiera. Una tarjeta de crédito no es mala, pero debemos aprender a usarla correctamente para evitar caer en las trampas que pueden tendernos.

 

Tarjetas de crédito y sus beneficios

 

En cuanto a la elección de tarjetas, esta va más relacionado a las de crédito. Estas pueden diferenciarse según los beneficios que te ofrezcan. Debes tener en cuenta que a mayor nivel tenga tu tarjeta mayores serán los costos que tendrás que pagar por ella. Además, para acceder a tarjetas de crédito premium también tienes que tener mayores ingresos.

 

Por lo anterior, te aconsejo que antes de elegir la tarjeta para ti tomes en cuenta tus ingresos netos, el costo que tendrá la tarjeta y obviamente, todos los beneficios que te dará.

 

Programas de recompensa de tarjetas

 

Al momento de elegir una tarjeta de crédito, puedes decidirte por una, además de por la menor tasa de interés, por los programas de recompensa que tenga. Yo, por ejemplo tengo dos tarjetas de crédito; una me ofrece acumular puntos por mis compras, los que luego puedo canjear por regalos, viajes, etc. La otra, me regresa un porcentaje de mis gastos. Otras tarjetas ofrecen también recompensas para viajeros: millas.

 

Te lo resumo…

 

Básicamente al elegir tus tarjetas te aconsejo analizar tus finanzas personales. De esa manera vas a poder analizar tu capacidad de pago y elegir una tarjeta acorde a tus posibilidades. En segundo lugar, compara bien todas las ofertas antes de decidirte por aceptar la tarjeta de un banco; es mejor elegir la que te ofrezca mayores beneficios y menor tasa de interés, como haces cuando pides un préstamo.

 

¿Buscas un préstamo en vez de una tarjeta? ¡Pídelo a través de Solven!

   

Solicita tu préstamo