Mi amigo Jorge acaba de sacar su primera tarjeta de crédito. Se ha emocionado y ha comprado ese equipo de sonido que siempre quiso. Ha dividido el pago en 4 partes para poder costearlo.

 

Hace unos días le llegó a Jorge su primer estado de cuenta y ¡oh sorpresa! no solo le vino en el pago el cobro de la primera cuota, sino otros gastos que Jorge no entiende, y es que Jorge no sabía que además de los intereses de su compra, el banco también le cobraría otras comisiones y gastos.

 

Le expliqué a Jorge por qué el banco hacía estos cobros y qué significaban para que así lo tuviera en cuenta la próxima vez que usara su bonita tarjeta de crédito. ¡Conoce tú también lo que le dije!

 

Le pagas al banco por el servicio que te ofrece

 

La compra en cuotas es un beneficio que te ofrecen los bancos cuando usas sus tarjetas de crédito. Los cargos adicionales que aparecen en los estados de cuenta de tus tarjetas no son sobrecostos, sino cobros necesarios que se hacen por los servicios adicionales que brinda el banco y que cubre gastos de personal, administrativos, etc.

 

Todos los cobros que se hagan a tu tarjeta y que sean adicionales a tu deuda y sus intereses tienen una justificación y están regulados por la SBS.

 

Cobros transparentes

 

Nosotros mismos podemos ingresar a la web del banco y acceder online a todos los cobros que esta nos hace de forma adicional en nuestro estado de cuenta. También puedes solicitarlos en la misma oficina del banco o por vía telefónica.

 

No todos los bancos cobran lo mismo

 

Le conté a Jorge que no todos los bancos cobran las mismas comisiones e intereses. Por eso mi tarjeta de crédito la tengo con el banco que me cobra el menor monto posible. Así no afecto inconscientemente mis finanzas personales. Además, también le dije que comparar es la clave para elegir a la mejor entidad financiera, hay incluso bancos que no cobran comisiones que otros sí.

 

Lee también: El interés depende de la línea de la tarjeta de crédito.

 

Lee bien tus contratos bancarios

 

Un dato adicional que le dejé a Jorge fue que los bancos pueden cambiar los montos de sus comisiones en cualquier momento. El sabe ahora que esto está mencionado en el contrato que firmó. Es importante leer todos los documentos que firmamos para evitar sorpresas de este tipo.

 

Jorge ahora conoce más de los cobros por comisiones y gastos que realiza su banco. Ahora evaluará si le conviene seguir con esta entidad cuando termine de pagar su deuda. ¡Descubre qué tanto te conviene el banco en el que estás tú también!

 

Lee también: 

 

* Cuál es la diferencia entre el TEA y el TCEA.
* El banco me ofrece un periodo de gracia para mi crédito. ¿Es bueno?