Así como puedes sacar préstamos solo con DNI, también es fácil que puedas acceder a una tarjeta de crédito solo con en este documento. Y es que ¿acaso no te ha pasado?, seguro has ido a algún conocido supermercado y un vendedor se te ha acercado para ofreceré la tarjeta de crédito de la tienda, o quizá te han llamado de algún banco y te han dicho que te acerques a la oficina más cercana con tu DNI porque tienes una tarjeta pre-aprobada.

 

Muchas personas acceden a ciegas y luego se sorprenden con costos de mantenimiento, gastos, comisiones, etc. que no esperaban. La solución que tienes delante, cuando la tarjeta de crédito que sacaste no te sirve, es cancelarla. Pero, ¿qué tan fácil es cancelar una tarjeta de crédito? Pues depende de muchos factores y ahora te cuento cómo hacer para lograr cancelar tus tarjetas.

 

Paga tus deudas

 

Lo primero que tienes que hacer para evitar tener problemas con tus tarjetas de crédito es no tener deudas. Sin deudas, todo va a ser más fácil.

 

Pero, ¡alto allí! No es suficiente que en tu estado de cuenta diga que tienes cero soles de deuda. Asegúrate bien y antes de que solicites la anulación de tu tarjeta, pide al banco una constancia de no adeudo.

 

Lee también: Cómo salir de Infocorp si ya pagaste tus deudas.

 

Anula tu tarjeta

 

Con la constancia de no adeudo en tus manos, ya tienes un primer recurso a tu favor para anular tu tarjeta, es momento de elegir la forma. Hay dos formas de pedir la anulación: de forma presencial y por teléfono.

Si elegiste la forma presencial, vas a tener que firmar un documento donde se pida la anulación; como siempre te aconsejo: ¡lee bien antes de firmar!

 

Si, por otro lado, solicitaste la anulación por teléfono, pide que te den el código de la operación. En mi caso, siempre he preferido hacer como hacen los bancos y grabar la llamada y aunque esto último no es necesario, te puede ser de ayuda si es que por allí hay irregularidades en el procedimiento.

 

Desconfía un poco: haz seguimiento

 

Si quieres que tus finanzas personales marchen bien, hacer seguimiento a todos los procedimientos que realizas es una buena recomendación.

 

Puedes hacerle seguimiento a tus tarjetas anuladas de muchas formas: primero, llamando o yendo al banco a consultar sobre el estado de tu tarjeta; segundo, a través de informes ofrecidos por centrales de riesgo o la SBS.

 

A través de los informes puedes incluso saber cuántas deudas tienes, con qué entidades y cuántas tarjetas de crédito existen, actualmente, a tu nombre. Si en el informe actualizado ves que aún tienes la tarjeta de crédito que anulaste, puedes proceder legalmente contra el banco a través de la misma SBS o de Indecopi.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

¿Te han servido estos consejos? Allí te va uno más: para evitar tener la necesidad de anular tarjetas por cobros excesivos, compara bien los cobros, tasas, comisiones, etc. antes de solicitarla o aceptarla.