Ordenar tus finanzas personales puede parecer complicado, pero realmente no es así. La base es conocer a conciencia los ingresos y egresos que manejamos para que exista un balance.

 

¡Conoce más tips que te ayudarán a mejorar tu educación financiera, evitar los préstamos de dinero  innecesarios y disponer de liquidez siempre!

 

Regla #1: Ten siempre una reserva de dinero.

 

Es difícil si aún se tiene que lidiar con salir de deudas, pero si no las tienes puede resultar más simple, todo depende de tu disciplina y motivación. Incluso con deudas, siempre es posible ahorrar unos soles al día eliminando gastos innecesarios.

 

Las reservas de dinero permiten que si recibes menos ingresos el próximo mes, o incluso si perdieras temporalmente tu empleo, tengas dinero de respaldo para solventar tus gastos principales.

 

Regla #2: No gastes sin saber cuánto dinero tienes realmente

 

Muchas personas terminan perjudicando su historial crediticio  por gastar más dinero del que realmente tienen. Si dispones de una tarjeta de crédito, es recomendable que nunca uses más de lo que puedes pagar cada mes, por eso es necesario que manejes un balance mensual de tus gastos.

 

Descubre: 7 apps que te ayudarán con tus finanzas personales. 

 

Regla #3: Ten un presupuesto personal

 

Hay muchas herramientas disponibles online que te permitirán hacer esto. Al realizar proyecciones financieras, podrás saber cuánto dinero podrás ahorrar. También cuándo saldarás tus deudas (si tienes) e incluso en cuánto tiempo tendrás la liquidez suficiente para hacer una compra importante: como tu primer auto o tu primera casa.

 

Las proyecciones financieras son una manera de motivarte y conocer si vas cumpliendo con las metas trazadas cada mes, tanto para salir de problemas financieros, como para lograr la estabilidad económica que uno siempre busca.

 

Regla #4: No solo reduzcas egresos, aumenta tus ingresos

 

Si tienes un presupuesto personal claro, no solo podrás ahorrar para gastar, sino también ahorrar para invertir, o para tener la posibilidad de solicitar un préstamo personal menor si estás buscando iniciar un negocio. En ese sentido no se vuelve un gasto sino una inversión, que bien administrada, debería poder pagarse sola.

 

Aumentar tus ingresos mensuales será de ayuda. Te permitirá tener un mayor margen para jugar con los porcentajes que puedas destinar a tus gastos. Tus ingresos pueden aumentar también buscando trabajos extras. No olvides incluir estos ingresos en tu balance mensual. Puedes hacer de freelance o incluso manejar para Uber de regreso a tu casa si es que tienes un carro. 

 

Otra alternativa para que tus ingresos aumenten pueden ser colocarlos en un depósito a plazo o en un fondo mutuo de bajo riesgo, los ingresos no serán altos, pero tu dinero estará seguro y podrás retirarlo cuando lo necesites.

 

Estos consejos también son útiles cuando manejas un negocio propio. Debes aprender a mantener siempre ordenadas tus finanzas para prosperar, sigue estas recomendaciones de educación financiera.

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

Lee también: 

 

Consejos para que cuides tu dinero. ¡No lo tires a la basura! 
– Así puedes administrar sabiamente tu dinero. ¡Motívate a crecer!