¿Tus finanzas personales  no se encuentran como imaginabas? ¿Tienes ingresos que te permiten vivir, pero no te dejan ahorrar dinero? ¿Has sacado préstamos personales que no te dejan vivir cómodo con tu presupuesto personal mensual?

 

Esto sucede porque eres víctima de tus malos hábitos. Pero no desesperes, así como existen malos hábitos que te llevan a tener algunos problemas financieros, también hay hábitos que te enseñan cómo ahorrar  y salir del mal paso. ¡Descúbrelos!

 

#1. Conoce el estado actual de tus finanzas personales

 

Nadie mejor que tú para conocer lo que debes y lo que gastas cada mes. Muchas veces esta información se queda en el aire, pero nada cuesta coger lápiz y papel o abrir el Excel y hacer tu propio balance de lo que ganas cada mes versus lo que gastas. Este balance te permitirá conocer los gastos innecesarios que tienes a diario y de esa forma evitarlos y priorizar el ahorro.  

 

#2. Revisa siempre tu presupuesto

 

Nadie dice que acostumbrarse a no gastar de más sea fácil. Para evitar este mal hábito siempre es conveniente revisar el presupuesto que tienes destinado para cada cosa. Otra vez, un libro de Excel o diferentes aplicaciones online para tus finanzas pueden ser de gran ayuda para enseñarte cómo ahorrar.

 

#3. Ahorra al menos el 10% de tus ingresos cada mes

 

Para mejorar tus finanzas personales siempre hay que tener dinero de reserva para cualquier emergencia. Te recomendamos guardar por lo menos el 10% de tus ingresos mensuales. Este ahorro puede ser de gran ayuda en un futuro, incluso si quieres iniciar un negocio o dar la inicial de tu departamento o la inicial de tu auto: ¡recuerda que a mayor inicial, menores las cuotas mensuales de tu crédito vehicular o de tu crédito hipotecario!

 

#4. Usa el débito automático

 

Muchas deudas se acumulan simplemente porque se pasan las fechas de pago, ante eso no hay mejor solución que afiliar tus recibos de pago de cada mes al débito automático, así no tendrás que preocuparte por retrasos en pagos de luz, agua, teléfono o cable. Siempre es mejor afiliar tu pago automático a una tarjeta de débito que a una  tarjeta de crédito  –  a no ser que seas muy disciplinado en tus pagos.  

 

Si el débito automático no te convence, tener un calendario de fechas de pago con alarmas en tu teléfono celular podría ser otra forma de evitar las penalizaciones por retrasos en pagos de servicios.

 

#5. Cancela todas tus deudas

 

No se puede ahorrar o mejorar tus finanzas si tienes o si se te acumulan deudas. Siempre que tengas dinero extra, antes de pensar en gastarlo en ropa nueva, un viaje o lo que fuera, empieza por cancelar todas tus deudas, esto permitirá tener un buen historial crediticio.

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

Lee también: 

 

Cómo no gestionar tus finanzas personales
Conoce los gastos que debes evitar en tus finanzas. ¡Mejora tu economía!.