Cuando tuve mi primera tarjeta de crédito en manos fue emocionante. Sentí que podía conseguir todo lo que quería fácilmente y debo aceptar que por ignorancia no la pasé bien la primera vez que usé todo mi crédito. ¿Por qué? Porque no tenía idea de todas las responsabilidades que venían con ello. Aprendí del error y ahora sé sacarle el provecho a mis tarjetas de crédito y, sobre todo, sé usarlas de forma responsable: ¡libre de deudas!

 

Lee también: Tu tarjeta de crédito tiene cobros secretos, ¿lo sabías ya?

 

En esta nota te cuento lo que aprendí para no caer en los terribles problemas de endeudamiento. Estos también te serán útiles si solicitas un préstamo.

 

¡Pide un préstamo online a través de Solven!

Conoce las fechas de pago

 

El crédito que uses de tus tarjetas lo tendrás que pagar tarde o temprano. Y todas las tarjetas tiene fecha de facturación y un límite para cumplir con ellas. ¡Grábalas en tu memoria y evita el pago de las moras!

 

Debes tener presente que todas las tarjetas de crédito tienen un ciclo de facturación de treinta días calendario, luego de estos días tendrás veinte más como periodo de gracia ¡no descuides las fechas! y si no puedes cumplir con el monto total, siquiera cumple con el pago mínimo para no incrementar aún más tu deuda.

 

Lee también: Las comisiones que un banco no te debería cobrar.

 

Evita el pago mínimo

 

Arriba te he dicho que por lo menos pagues el monto mínimo. Esto te lo aconsejo si y solo si no te queda otra opción (como por ejemplo que el pago está por vencer y no tienes el monto total). Pero lo ideal es evitarlo a toda costa; ¿por qué? porque según especialistas si te acostumbras a pagar siempre el monto mínimo puedes terminar pagando hasta 500% más del costo inicial de tu deuda. ¡Increíble, pero cierto!

 

Solicita tu préstamo

 

Mantén tu historial limpio

 

No compres al crédito productos que no necesites. Los créditos deben ser usados solo en servicios o productos necesarios y es que generan intereses. Yo aprendí a que si tenía el efectivo era mejor usar este al dinero de mis tarjetas. No te digo que sea malo usar tus tarjetas de crédito, de hecho estas te ayudan a iniciar tu historial crediticio, pero siempre es mejor saber usarlas de forma responsable.

 

No dejes de leer: ¿Es bueno usar tarjetas de crédito? ¡Razones para hacerlo!

 

Tres consejos adicionales

 

Te dejo tres consejos más al respecto:

 

1. Nunca uses tu tarjeta de crédito para financiar tu negocio propio, siempre será más barato optar por un préstamo.

2. Nunca uses la disposición en efectivo de tus tarjetas de crédito, los intereses son más altos que un préstamo, por lo que solo te aconsejo usarlo en emergencias.

3. Compara bien antes de elegir una tarjeta de crédito, así podrás elegir la que te brinde más beneficios, menos intereses e incluso te libere del costo de membresía.