Todos hemos tenido la tentación de solicitar un tarjeta de crédito y no es malo, siempre y cuando seas consciente de los gastos y el interés que estarás pagando por usarla para comprar productos, en una o varias cuotas. El uso de una tarjeta de crédito no se puede tomar a la ligera, es importante que la utilices de forma responsable, para no perjudicar tu historial crediticio.

 

Conoce las ventajas y las desventajas de usar una tarjetas de crédito. ¡Presta atención!

 

Ventajas de usar tarjetas de crédito

 

Una de las grandes ventajas de las tarjetas de crédito es su uso inmediato, cuando no se cuenta con efectivo. Esto es de suma ayuda en casos de emergencia o cuando necesites comprar algo y no tienes el dinero en mano.

 

No obstante es un arma de doble filo, sobre todo cuando se hace un uso indiscriminado para acceder a ciertos gustos, que luego podrían afectar tus finanzas personales, al no poder ser pagados en tiempo y forma.

 

Otra ventaja, es que puedes usarla para comprar online en tiendas, aunque este no es un beneficio exclusivo de las tarjetas de crédito, ya que las tarjetas de débito y otras tarjetas como las prepago, también ofrecen esta facilidad.

 

Tal vez, la mayor ventaja de usar una tarjeta de crédito, sea aprovechar los beneficios que ofrecen los bancos y que te permiten acceder sumar puntos y canjearlos por premios como productos o pasajes. Pero ten cuidado, están diseñados para que gastes más… así que requiere de mucha disciplina en el uso.

 

Desventajas de una tarjeta de crédito

 

No todo es color de rosa cuando se usa una tarjeta de crédito. Así como te facilita la vida cuando no tienes efectivo disponible, debes tener presente que una de sus grandes desventajas son sus altas tasas de interés. Por lo tanto, siempre es recomendable que compres y que pagues en una solo cuota, evitando fraccionar los pagos.

 

Los retrasos en los pagos mensuales o el fraccionamiento, te llevarán a pagar importantes sumas en intereses. Una mal uso de de una tarjeta de crédito, te podrá llevar a endeudarte más allá de tus posibilidades. Por lo tanto, no debes pagar nunca el saldo mínimo mensual, no dejes que afecte tu historial crediticio, ya que vas a perjudicarte en el futuro.

 

Otro gran error que muchos cometen, por falta de información, es utilizar la tarjeta de crédito para financiar un negocio. Esta práctica no es recomendable, por donde se lo mire…. ya que las tasas de intereses de éstas, en contraste con préstamos personales o para negocios, son mucho más elevadas.

 

Hay que evitar siempre la tentación de usar el crédito de forma innecesaria cuando hay otras alternativas: el ahorro siempre será la mejor opción para adquirir lo que quieras. El crédito es bueno cuando lo utilizas para complementar, de manera inteligente, el ahorro.

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

Conoce qué tan efectivo es usar una tarjeta de crédito para tu negocio en nuestro post: ¡Alerta! ¿Vas a usar tu tarjeta de crédito para financiar tu negocio?