Quienes son padres siempre quieren darle lo mejor a sus hijos. Esto incluye proporcionarle la mejor educación. Y ya que hablamos del tema hay que decir que nada de este aspecto es barato. Pese a ello hay formas de ahorrar dinero con el regreso a clases sin descuidar la calidad de la educación de tus pequeños. En esta nota te enseño cómo evitar poner en riesgo tus finanzas y tu presupuesto personal con el retorno a las aulas.

 

#1. ¡Planificar! ¡Planificar! ¡Y Planificar!

 

Como padre de familia eres consciente de que todos los años tus hijos volverán a las aulas. Ya sean al nido, a inicial, primaria, secundaria, o la universidad. Si ya eres consciente de que este gasto es necesario anualmente pues adelántate a la fecha y planifica. Si sabes que el sueldo del mes de inicio de clases no te alcanzará para tus gastos esenciales más la matrícula, el primer mes de pensión y los útiles, lo mejor es ahorrar los meses previos.

 

Ahorrar te permitirá no tener un inicio de clases apretado y evitar la necesidad de pedir préstamos rápidos que mal planificados pueden ser muy costosos.

 

#2. No esperes a última hora para comprarlo todo

 

En los primeros años de estudios de un niño la lista de útiles es el dolor de cabeza de muchos padres. Es más parece que cada vez esta se hace más larga y que logra ser más cara que la misma pensión. Mi consejo es que no esperes a última hora para comprar todo lo que piden. Así tendrás tiempo de revisar qué útiles escolares tienes y evitar comprar de más.

 

Mis padres siempre me enseñaron a cuidar mis cosas así que gracias a ellos siempre se pudo ahorrar en materiales como colores, plumones, etc. ¡Enséñales también a tus hijos a valorar cada útil escolar que consigues para ellos!

 

#3. Compara bien los precios

 

Es cierto que en cuestión de educación no podemos elegir la pensión más barata para educar a nuestros hijos. Y es que son otros los factores que nos empujan a elegir a un colegio sobre otro. Lo que sí podemos comparar son los precios de útiles escolares para reducir los costos de la lista.

 

Muchas personas incluso prefieren comprar a mayoristas, o juntarse entre varios padres para comprar los útiles y reducir costos al por mayor. Las ferias escolares son una forma de encontrar precios bajos en productos de calidad. En las ferias se pueden ahorrar muchos soles si comparas los precios con los de grandes librerías o supermercados.

 

#4. ¿Ofertas de verano? Evalúa bien antes de aceptarlas

 

En el verano hay muchas ofertas en productos escolares. Incluso préstamos para estudios que pueden resultar tentadores. Sobre estos últimos te recomiendo evaluar bien las tasas de intereses y el tiempo de pago.

 

Si es un préstamo que solo te durará para cubrir un año y este es un pago cíclico en tu educación, procura no pagarlo por más de nueve meses para que te salga a cuenta. Te recomiendo esto también para bienes como computadoras que son útiles para quienes estudian y que se ofrecen con grandes ofertas, incluso sin intereses, en el verano.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

Estos son algunos consejos que te ayudarán a ahorrar dinero en el regreso a clases. Si ya es tarde para ahorrar, te sugiero comparar bien las diferentes ofertas de préstamos rápidos para dar con el que más te convenga. Puedes conocer el mejor para ti desde Solven.