Aunque algunos puedan pensar que las deudas son malas, esto no es cierto. Una deuda bien planificada y que represente una inversión, como por ejemplo los préstamos para negocios, pueden hacer que aumentes tus ganancias. En esta nota te enseño cómo sacarle provecho al préstamo para tu negocio propio.

 

No te prestes de cualquiera

 

Lo más importante para sacarle provecho a un crédito para tu negocio es que no le pidas dinero a cualquiera. Lo mejor es que acudas a entidades financieras o bancarias de confianza. Incluso hay ONG que realizan este tipo de préstamos para financiar tu empresa. Ten cuidado por los préstamos ofrecidos por personas particulares (prestamistas) y es que los intereses pueden ser exagerados.

 

¡Pide un préstamo online a través de Solven!

 

No descuides tu historial crediticio

 

Tanto para los préstamos personales, como para los préstamos para negocios es necesario tener un historial crediticio bueno. En ese sentido, siempre te voy a recomendar que no tengas préstamos personales acumulados si vas a solicitar un préstamo para tu empresa. Si tienes deudas, evalúa que estas no representen un gasto mayor al 30% de tus ingresos mensuales para que puedas calificar por un préstamo para capital de trabajo.

 

Lee también: Aprende a medir tu capacidad de endeudamiento ¿Te pueden prestar plata?

 

Pide un crédito para empresas

 

Los créditos de consumo y los préstamos para empresa no se manejan igual por los bancos. Por ello, si necesitas dinero para tu negocio es mejor comparar entre las ofertas disponibles de este tipo.

 

En ocasiones los créditos para empresas suelen dar más beneficios por campaña. Así, si solicitas uno en época de navidad, por ejemplo, puede reducir tu tiempo de pago y es que, según tu negocio, puedes recuperar el dinero pronto e incluso pagarlo en una sola cuota.

 

Compara bien

 

Antes de decidirte por un crédito para tu negocio, revisa bien las ofertas que existen. No todas te ofrecen los mismos beneficios ni tienen los mismos intereses. Evalúa siempre el TEA y el TCEA de cada entidad y elije la que mejor te convenga.

 

 

Solicita tu préstamo

 

 

No olvides también…

 

Los préstamos pueden ser buenos si los sabemos planificar. Esto también aplica para los negocios y es que antes de solicitarlos debemos saber con certeza el monto que necesitamos y en cuánto lo podremos pagar para fijar la cantidad a solicitar y las cuotas. ¡Planificar es la clave para tener éxito!