Un amigo, necesita un préstamo personal, pero cuando va al banco, a solicitar el dinero, le dicen que necesita un aval y ¡oh sorpresa!, te pide que seas tú quien avale ese préstamo de dinero que necesita. ¿Qué haces? ¿Le dirás que sí en el acto?

 

¡Alto ahí! Ser tan buena persona puede traer consecuencias negativas a tu economía. Conoce más sobre ser aval de un préstamo antes de aceptar.

 

¿Qué es un aval de un préstamo?

 

Un aval es la persona, a veces es la entidad, que, voluntariamente, se ofrece como garantía del pago del préstamo que se solicite. Ahora, si recuerdas qué pasa con las garantías cuando no se cumple con los pagos, vas a poder saber qué pasará contigo (o mejor dicho con tus bienes) si el deudor no cumple ¿verdad? Aunque claro, este riesgo solo es latente cuando se trata de avales solidarios.

 

¿A qué me arriesgo si soy aval?

 

Si tu amigo sacó un préstamo grande, como un crédito hipotecario, y tú fuiste su aval, pero él dejó de pagar la deuda, empieza a preocuparte. ¿Por qué?. Porque no solo comprometes tus bienes actuales, si tu amigo no paga, sino también los futuros. Todo en pro de pagar la deuda que avalaste y que no se está pagando.

 

¿Sí o sí me cobrarán a mí la deuda de quien avalé?

 

No es que te cobrarán a ti de inmediato. Lo que va a pasar es que iniciará un tedioso proceso mediante el cual se buscará evaluar si el deudor es incapaz de pagar. Si en efecto este no tiene trabajo, bienes, ni ningún tipo de ingreso que embargar, la deuda pasará a ti. Lo peor no es eso, y es que no solo pagarás la deuda, sino los intereses adicionales por moras y los gastos del proceso.

 

¿Cómo puedo protegerme y ser aval de un préstamo?

 

Pues dejando tus condiciones por escrito. Cuando aceptes ser el garante de un préstamo pide que se establezca un tope a la deuda. Además pide que se establezca un tiempo límite para la misma.

 

Piénsalo dos veces antes de aceptar ser aval de un préstamo. Y si aceptas, antes de firmar es mejor leer todo el documento y solucionar todas las dudas que tengas respecto a tus responsabilidades.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

Lee también: 

 

* Préstamos con garantía. ¿Habías oído de esto?
* ¿No pagas tus deudas? ¡Estas son las consecuencias!
* ¿Tienes deudas? ¡Así es como el banco puede cobrárselas!