Un hijo es una bendición y siempre es mejor tener un bebé luego de haberlo planificado. Y es que así nada le faltará ni durante la gestación ni cuando nazca. Pero, ¿qué pasa si te enteraste que vas a ser papá y no planificaste nada? ¡Tranquilo! Respira hondo y sé feliz, en esta nota te enseño cómo prepararte económicamente para ser papá ¡Tus finanzas personales no temblarán!

 

Lee también: Cómo preparar tus finanzas con un bebé en camino.

 

#1.Empieza a ahorrar

 

Un bebé te hará ser más consciente de lo que gastas y en qué lo gastas así que es momento de ahorrar. Si aún no has hecho un presupuesto personal es momento de hacerlo. Gracias a esto sabrás donde tienes fugas de dinero innecesarias y podrás destinar este dinero para el ahorro.

 

Y es que tendrás que ahorrar no solo para los gastos médicos que el bebé y la mamá necesiten durante la gestación y el parto, sino también para los pañales, la fórmula del bebé, etc.

 

Y ya que estás aprendiendo de ahorro, por qué no también le echas una mirada a nuestra nota: cómo ahorrar desde niño. ¡Enséñale a tus hijos desde chicos!

 

#2. Incluye al bebé en tu presupuesto del hogar

 

Ya en el hogar no son son dos, sino tres y el bebé tiene que ser incluido en los gastos comunes que tu pareja y tú tengan, incluso desde que esté en la barriga. ¡Es más! sé visionario y adelántate al futuro: abre una una cuenta de ahorros a plazo fijo y crea un fondo que le sirva a tu hijo o hija para cuando inicie sus estudio superiores.

 

#3. Ten un seguro de salud

 

Los gastos médicos de la gestación y el parto no son bajos. Es mejor contar con un seguro de salud que cubra a tu pareja y a tu hijo antes de que esperen un bebé. De esa forma recibirán la mejor atención.

 

Si no tienes un seguro que los cubra y ella ya está embarazada ¡tranquilo! Hay planes especiales que ofrecen las clínicas y que puedes pagar mes tras mes durante el embarazo. Aquellos cubren las consultas médicas, ecografías, etc. Será más costoso que si tuvieras un seguro, pero es más económico que ir directamente a la clínica el día del parto.

 

#4.Algunos consejos para no desesperar

 

Si ves que la llegada del bebé está cerca, no temas organizar un baby shower. Con esta fiesta el bebé podrá recibir todo lo que necesita para cuando llegue a este mundo.

 

Aunque creas que la cuna y ropa pueden ser muy necesarias, créeme lo que más vas a necesitar son pañales, toallitas húmedas y cosas para el cuidado infantil. No dudes en pedir a amigos y familiares que prefieran estas cosas como obsequios. ¡Se los agradecerás mucho cuando lleves al bebé a casa del hospital!