Es normal que de vez en cuando queramos gastar en nosotros y comprar ropa nueva, zapatos, etc. Y esto no está mal cuando son gastos responsables que planificamos; así nuestras finanzas no se desequilibran. Pero ¿qué sucedería si compramos sin planear? ¿si siempre nos ganará el impulso de seguir comprando? Pues estaríamos cayendo en un mal hábito, incluso podemos padecer el síndrome del comprador compulsivo ¿lo conocías?

 

¿Qué es el síndrome del comprador compulsivo?

 

Los compradores compulsivos son personas que tienen la tendencia a comprar más cosas, incluso al crédito, sin ser necesarias. Compran o gastan tanto que el dinero de sus ingresos no les alcanza. Cuando ven que no tienen el dinero suficiente para sus gustos hacen uso de tarjetas de crédito o de préstamos sin evaluar intereses ni capacidad de pago. Esto último hace que caigan en el círculo vicioso de las deudas.

 

Hay señales que nos permiten identificar a un comprador compulsivo y aquí te cuento cuales son:

 

#1. Mal uso del crédito

 

Este tipo de personas están ansiosas por gastar dinero. Tal es así que cuando no tienen efectivo para sus gastos suelen recurrir al crédito para tener “solvencia” y seguir gastando. Para ellas el límite de crédito no es una excusa para detener sus compras.

 

#2. No ahorran

 

Otro problema que tienen los compradores compulsivos es que son incapaces de ahorrar. En el mejor de los casos mucho del dinero que ganan se va en el pago de deudas. En el peor de los casos ni siquiera planifican el ahorro, gastan todo el dinero de su sueldo incluso restándole importancia al pago total de sus responsabilidades mensuales. Muchos creen que pagar el monto mínimo es suficiente, sin saber que sólo aumentarán el tiempo de pago y los intereses con el banco. 

 

#3. Las compras son su estilo de vida

 

A un comprador compulsivo siempre lo verás de shopping. Es común que todo el tiempo tenga algo nuevo para lucir. Es cierto que hay personas que tienen solvencia para hacer nuevas adquisiciones, pero a diferencia de los compradores compulsivos estas tienen sus gastos planificados para sus compras personales y saben cuál es el monto que no deben pasar. Los compradores compulsivos, por otro lado, son incapaces de controlar o tener un límite de gastos.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

 

Si te has identificado o has identificado a alguien con estos síntomas es momento de pedir ayuda. Abusar de las compras te traerá problemas financieros que te impedirán crecer. Para dejar de ser un comprador compulsivo hay que empezar por cambiar de hábitos, por ejemplo: cancelar la tarjeta de crédito para evitar gastar más de la cuenta; motivar el ahorro y llevar un presupuesto personal.