Cuando convivimos empezamos a acumular recuerdos y bellos momentos con nuestra pareja. Y aunque esta parte de la convivencia es maravillosa y muy romántica, hay una nueva parte de la relación un poco más fría: las finanzas en pareja. Y es importante hablar de ellas en su momento, ya que de no hacerlo podrían surgir diferentes problemas (¡las discusiones por dinero no son bonitas!).

 

Para evitar discusiones financieras, tocar temas como la distribución de gastos y el ahorro es importante. En esta nota te enseñamos cómo ahorrar en pareja y no morir en el intento ¡Lee con atención!

 

#1. Cada gasto en su sitio

 

Cuando se convive hay diferentes gastos que se empiezan a realizar. Te aconsejo que tú y tu pareja conversen sobre la prioridades para poder delimitarlas. Una vez hecho esto pueden decidir la cantidad de dinero que destinarán a cosas como: los gastos de la comida, los gastos de servicio etc. Y además, acordar dar un dinero para cosas que a ambos les agrade como por ejemplo: ese viajecito cada año, juntar para la inicial de su casa y conseguir un crédito hipotecario, etc.

 

#2. Pónganse metas a plazos

 

Hay necesidades que se deben resolver de inmediato y otras que pueden esperar. Como pareja pueden trazarse metas para la semana, el mes y año, es decir a corto, mediano y largo plazo. Ahorrar juntos no debe ser un dolor de cabeza, sino un alivio y es que pueden juntar en menos tiempo el dinero que necesitan.

 

A corto plazo pueden juntar dinero para poder tener todos los víveres necesarios para la comida de la semana. Mientras que a mediano plazo podrían juntar para irse de viaje una vez al año. A largo plazo ahorrar para la casa propia también sería una excelente idea.

 

Aprender cómo ahorrar no es difícil. Es cuestión de ser conscientes de los gastos esenciales gracias a la elaboración de un presupuesto personal. A partir de ello pueden destinar el dinero excedente en diferentes metas de ahorro.

 

Lee también: Cómo mejorar tus finanzas en pareja.

 

#3. Dividan sus gastos

 

Los gastos comunes de la casa se pueden dividir en partes iguales. Esta es una idea genial, pero si se prefiere, también se pueden dividir obligaciones de pago. Es decir uno paga la la luz, otro el agua, uno el cable, otro el internet, etc. Esto hace que las obligaciones estén siempre al día y no sea una sola persona la encargada de ir a hacer todos los pagos con el dinero reunido.

 

#4. Destina un monto para el ahorro

 

Ahorrar dinero cuando no se tiene pareja es fácil y con pareja no tiene por qué ser diferente. Todo es cuestión de tener un poco de disciplina. Te aconsejo que tú y tu pareja acuerden un monto mensual para el ahorro que ambos respeten cada mes. Así será más fácil calcular en cuánto tiempo podrán acumular el dinero que necesitan para la meta que han planeado.

 

¡Las finanzas en pareja no son difíciles! Las parejas son una sociedad y deben trabajar en conjunto para crecer y ver cómo el dinero es aprovechado al máximo para el beneficio de ambos. 

 

Ya te he contado cómo puedes ahorrar en pareja, ahora ¡no olvides contarme cómo te va con los consejos que te voy dejando en Solven!

 

Quizá te interese leer también: 

 

* ¿Cómo preparar tus finanzas con un bebé en camino?.
* ¿Quiénes gastan más los solteros o casados?