¿Tienes un negocio propio? ¿Has notado que tus ingresos y tus egresos están ajustados o simplemente estás en terreno negativo, produciendo pérdidas? Ello podría obedecer a que no sabes cómo ahorrar para hacer que tu empresa crezca. Y es que existen gastos innecesarios que podrían salirse de tu presupuesto, evitarlos te ayudará a crecer como un empresario. Conoce cómo puedes ahorrar, para hacer que tu negocio mejore.

 

 

    

¡Pide un préstamo online a través de Solven!

 

 

  

 

#1. Oficinas, ¿sí o no?

 

Los gastos que tener una oficina trae consigo podrían ser innecesarios, dependiendo del tipo de servicio que ofrezcas. Por ejemplo, si tienes un negocio como una florería, el local donde tengas las flores y las vendas es necesario, pero si tu emprendimiento se trata de ofrecer servicios, como una empresa de diseño gráfico, tal vez no sea tan elemental. Y es que muchas veces los clientes preferirán que vayas a su oficina a mostrar lo que ofreces. La oficina puedes dejarla para cuando sea estrictamente necesario. ¡Como ves, un gasto menos!

 

#2. Planilla vs. Freelance

 

Cuando se está emprendiendo, es difícil pensar en tener a todos los empleados en planilla. Además, si tu estrategia se basa en objetivos y no en horas de trabajo, las contrataciones tipo freelance son recomendables, ya que los servicios bajo esta modalidad se enfocan en lo que tú solicitas – sin importar el tiempo que demore concluirlo. Evalúa si por el momento tu empresa necesita trabajadores en planilla o puedes contratar solo freelancers, hasta que tengas un mejor equilibrio de tu negocio. Eso sí, cumple siempre con las leyes y evalúa cuidadosamente este punto.

 

#3. Identifica lo que realmente es innecesario

 

Esto se logra cuando te das cuenta de que hay cosas que estás gastando de más. Para reconocer los gastos innecesarios revisa por ejemplo cómo funciona tu presupuesto personal, en este caso del presupuesto “empresarial” es necesario tenerlo siempre actualizado. Toma nota de lo que gastas cada mes. Algunos gastos podrían ser: compras mensuales a proveedores cuyos productos no usas tanto como crees, servicio de taxis, iluminación sofisticada, entre otros.

 

#4. Contrata un contador

 

La contratación de un contador puede parecer un gasto innecesario para algunas empresas, pero no lo es. Y es que no es un gasto realmente, sino una inversión. Ponte a pensar: si las cuentas de tu negocio no están en orden, puedes terminar gastando más en multas que en los servicios que pagas por el contador mismo.

 

#5. Compara bien las distintas propuestas de los proveedores

 

Un último consejo que te dejo, es que compares bien las ofertas de los proveedores que tengas y que siempre estés buscando nuevas alternativas. Y es que, a veces, puede que otro proveedor te ofrezca un menor costo por un producto o servicio de igual o mayor calidad.

 

Con estos consejos vas a poder generar ahorro en tu negocio. Con el dinero que ahorres será posible que inviertas en mejorar tu publicidad para captar más clientes. Es sumamente importante tener mucho foco en los números de tu negocio.

 

 

Solicita tu préstamo

 

 

 

Lee también: 

 

El banco me ofrece periodo de gracia para mi crédito ¿Es bueno?
Si tengo dinero extra, amortizo o adelanto cuotas de mi préstamo
Préstamos grupales qué son y cómo conseguirlos