La compra de autos no tiene solo a los bancos como el único medio de financiamiento. ¿Lo sabías ya? Pues si no, es hora de que te enteres. Y es que los concesionarios también pueden ayudarte a financiar esta compra. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo y decide si comprar un auto con un banco o un concesionario!

 

¿Al contado?

 

Antes de presentarte las opciones de financiamiento te voy a recordar que también puedes comprar un auto al contado. No obstante, te vuelvo a aconsejar que esta no es la mejor opción. Y es que debes tener en cuenta que los autos son bienes que pierden su valor. Mejor financiar e invertir el dinero que no gastamos, en comprarlo al contado, en un negocio propio.

 

Crédito vehicular con un banco

 

La ventaja de pedir un crédito vehicular al mismo banco es que puedes comprar con el dinero del préstamo tanto un auto nuevo como de segunda. Ambas opciones están disponibles en los tipos de crédito de las entidades bancarias.

 

Un préstamo pedido a un banco para comprar un auto, también es recomendable por un tema de pago. Y es que como el banco se especializa en temas monetarios sabrá darte una solución si tienes problemas con las cuotas en algún momento.

 

Crédito con una concesionaria

 

Si elegimos una concesionaria para financiar el auto nuevo tendremos que, en primer lugar, solo podremos conseguir autos de estreno en ellas. A parte de esto, las concesionarias suelen dar diferentes beneficios a sus clientes e incluso promociones de temporada que, si sabemos aprovechar, pueden ser muy convenientes (como el seguro del auto, descuentos, etc.).

 

Un punto más a favor de las concesionarias es que estas suelen aceptar más clientes que los bancos, y es que son menos estrictas. Por ello, si un banco te niega el préstamo puedes probar con una concesionaria que probablemente sí te lo apruebe.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

Consejos extra

 

Antes de decidirte por qué entidad va a financiar tu crédito: ¡Compara bien! Y es que debes saber cuál es el costo total que pagarás por tu auto nuevo antes de comprarlo. Eso ayudará mucho a que tus finanzas no se desequilibren.