Pedir un préstamo puede ayudarte mucho. Claro, siempre y cuando sepas cuándo pedirlo y por el motivo correcto. Si lo pides en un mal momento es probable que generes una deuda impagable que te ocasione estrés y un gran problema en tus finanzas personales y tu historial crediticio. En esta nota quiero contribuir a tu educación financiera mostrándote cuándo es mejor pedir un préstamo.

 

#1. Cuando no estás pagando otro préstamo

 

Si ya tienes una deuda solicitar otra no es la mejor opción. A menos que sea un préstamo de consolidación de deudas que te convenga. Además, será difícil que un banco o entidad financiera te dé un préstamo si la deuda actual que tienes supera el 30% de tus ingresos.

 

#2. Cuando tienes cómo pagarlo

 

Si estás sin trabajo lo peor que puedes hacer es endeudarte. Y es que no eres adivino para saber cuándo encontrarás el trabajo que te pague lo que quieres cobrar. Incluso si solicitas un préstamo para un negocio que quieras emprender, será necesario que tengas un plan de negocios que le permita al banco saber tus proyecciones y cómo y cuándo pagarás la deuda.

 

#3.Cuando es para invertirlo

 

Así es, cuando el préstamo que quieres es para invertirlo en tu empresa es un buen momento para solicitarlo. ¿Por qué? Pues porque tienes un plan que hará que el préstamo se pague solo.

 

#4. Cuando quieres mejorar tu historial crediticio

 

Tener un buen historial crediticio te permite acceder a préstamos más grandes. Por ejemplo, si aspiras a un crédito hipotecario y nunca has tenido un préstamo pequeño o una tarjeta de crédito es poco probable que te lo den. Al solicitar un préstamo pequeño inicias tu historial y si eres un buen pagador tendrás más oportunidad de obtener préstamos mayores.

 

Estos son los mejores momentos para pedir un préstamo. Recuerda siempre que este sea planificado. Y por ello, no dudes en resistirte a esas llamadas de: “tienes un préstamo pre-aprobado”. Nadie mejor que tú sabe cuánto dinero necesita y en qué momento solicitarlo al banco que te dé mayores beneficios.

 

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

 

   

Lee también: 

 

* ¿Cuál es la diferencia entre el pago anticipado y el pago adelantado?
Qué evalúan los bancos antes de darte un crédito?