Pedir un primer crédito personal a veces es necesario para solventar ciertos pagos. No obstante, solicitar un préstamos en efectivo no es una decisión que se deba tomar a la ligera. Y es que como todo lo que tiene que ver con temas de dinero, puede afectar tu economía, a futuro.

 

Conoce en esta nota, todo lo que necesitas saber antes de pedir un préstamo o tu primer crédito personal a una entidad financiera.

 

#1. Calcula el dinero que necesitas que te presten

 

Un préstamo no se debería aceptar solo porque  te llamaron para decirte que tenías un crédito pre-aprobado. La planificación debe estar siempre incluida cuando se trate de préstamos. Por lo anterior te recomendamos que no pidas más dinero del que necesites.

 

Así, por ejemplo si necesitas un préstamo para pagar vacaciones, lo ideal es que planifiques tus gastos: costos de pasajes, hotel, comidas, transportes, etc. y a partir de ello obtengas una cifra aproximada que pedir al banco.

 

Puede que no gastes todo lo que estimaste, pero la diferencia no será mucha y así no pagarás de más luego por tu préstamo – sin contar los intereses y comisiones del banco.

 

#2. Ten en cuenta el costo de los intereses y comisiones

 

No se puede pedir un préstamo personal sin saber cuánto pagarás de más por él. Y es que si te prestaron 1,000 soles no solo devolverás este monto, sino los intereses y comisiones del banco según la cantidad de meses que hayas establecido para el pago total.

 

No todos los bancos cobran las mismas comisiones e intereses. Los expertos recomiendan que se evalúe la tasa del costo efectivo anual de diferentes bancos y se elija la que tenga el menor costo para así reducir la deuda final.

 

#3. No pidas más de lo que puedas pagar

 

Cuando se pide un préstamo en soles o dólares, se debe tener en cuenta que se tiene el adecuado estado financiero para pagar aquel después. Un préstamo no debería ser causa de estrés si los pagos de las cuotas mensuales están planificados dentro de tu presupuesto personal mensual.

 

#4. No solo pagues, ahorra

Siempre hay que tener un ahorro provisional mientras se paga la deuda. Esto permite  que si en algún mes tienes un desajuste económico no faltarás al pago de tu deuda.

 

Si se está muy apretado con los gastos mensuales se puede empezar ahorrando el 10% del total de tus ingresos. Verás que será de gran ayuda ante cualquier inconveniente.

 

   

Solicita tu préstamo

 

 

Estamos seguros que con estos consejos lograrás tener éxito no solo al sacar, sino al pagar tu primer préstamo en efectivo. Es importante siempre realizar los pagos dentro de la fecha estipulada en tu estado de cuenta para evitar cobros el mes siguiente por moras. Un buen historial crediticio te hace candidato para préstamos más grandes: ¡Aprovecha la oportunidad!