¿Tienes problemas para pagar una deuda? No es un tema que se pueda tratar a la ligera, y es que pones en riesgo tu historial crediticio y con ello la posibilidad de acceder a mejores créditos en el futuro. Eso sin tener en cuenta cómo quedan afectadas tus finanzas personales y tu presupuesto personal. Si eres de los que acaban de notar que no pueden lidiar con la -o las- deuda que tienen, aquí aprenderás cómo solucionarlo.

 

#1. Toma valor, acércate al banco

 

Fuiste valiente para pedir un préstamo, es hora de ser responsable y acercarte al banco para decirle que tienes problemas para lidiar con los pagos. Puede darte vergüenza hacerlo, pero es más vergonzoso esperar a que te lleguen las notificaciones a casa por impagos. El banco no está interesado en tener problemas legales contigo, así que ten por seguro que te ofrecerá alternativas.

 

#2. Reprograma el pago de tu crédito

 

La reprogramación se puede hacer cuando aún no ha llegado la fecha de pago o cuando la mora es muy temprana, es decir no tienes días de retraso o recién está venciendo la cuota. Los bancos te aconsejarán ir por ella si por ejemplo no puedes pagar en la fecha, pero sí unos días o unas semanas después. Esto siempre es mejor que refinanciar.

 

#3.Refinanciar tu deuda ¿Te conviene?

 

Si te atrasaste en tus pagos, así sea por un mes, tu opción inmediata es solicitar refinanciar tu deuda. El problema de solicitar esto es que tu calificación crediticia cambiará negativamente y así se mantendrá por los siguientes 6 meses. ¿Ves cómo es mejor prevenir, solicitando una reprogramación?

 

#4. La compra de deuda

 

Frente a las opciones anteriores, también está la opción de la compra de deuda. Esta alternativa se recomienda si tienes diferentes compromisos de pago y te cuesta lidiar con ellos. De esa manera, el banco a quien solicites la consolidación de deudas, puede unificarlos. Así sólo pagarás a un banco la suma total de lo que debes a las demás entidades. Es mucho más práctico y reduces costos de comisiones e intereses. Eso sí, antes de optar por la compra de deuda, compara bien las diferentes ofertas que proponen los bancos.

 

Consejos adicionales

 

Si aún no has caído en esto, pero temes que te pueda pasar, te recomiendo que empieces a crear tu fondo de ahorros. Este permitirá afrontar cualquier imprevisto económico, ya sea éste una deuda o alguna emergencia.

 

Además, antes de solicitar un préstamo y empezar a usar el crédito de tus tarjetas, será mejor que hagas un presupuesto personal para que comprendas qué tan sensato es hacerlo. Las deudas no te hacen mejor persona ni te ayudan a crecer financieramente, es mejor solo pedir préstamos cuando no exista otra alternativa y sea una emergencia o un gasto necesario.

 

Lee también: 

 

¿Tienes problemas de endeudamiento? ¡Descúbrelo en esta nota!
¿Cansado de pagar deudas? ¡Así puedes acabar con ellas