Quizá eres joven o te emocionaste tanto con tu primera tarjeta de crédito que sacaste más de lo que podías pagar. O quizá no eres tan joven y sacaste algún préstamo y cosas al crédito cuyo pago mensual es un verdadero problema. ¿Te identificas? Si es así hay una opción para hacer frente a aquellas deudas que te estresan. ¡Obviamente seguirás pagándolas!, pero puedes aliviar un poco la carga al consolidar deudas. ¡Descubre cómo!

 

¿Consolidar deudas? ¿Cómo funciona?

 

Básicamente la consolidación de deudas es un tipo de préstamo que se obtiene con la finalidad de juntar todas tus deudas en una sola. Es decir, si por ejemplo tienes deudas en la tarjeta de crédito y la deuda de un préstamo, puedes juntar ambas. No importa si están en el mismo banco, la entidad financiera a quien pidas la consolidación se encargará de unificarlas.

 

¿Cómo aprovecho la consolidación de deudas?

 

Para que le saques provecho a este préstamo tienes que ponerle mano dura a tus bolsillos y quitarte las ganas de seguir endeudándote. No sirve de nada que consolides tus deudas actuales si sigues consumiendo con dinero plástico.

 

Te recomiendo que vuelvas a hacer tu presupuesto personal y que ajustes a este los pagos mensuales de la consolidación. Siempre debes pagar el monto fijo mensual -o más si es es posible – y en ningún caso el monto mínimo. El monto mínimo déjalo solamente para cuando tengas una emergencia que te impida pagar el total. Recuerda que si siempre pagas el mínimo la deuda que tengas terminará sumando más intereses que el monto inicialmente prestado.

 

¿Cuándo me conviene consolidar deudas?

 

El mejor momento para consolidar deudas en antes de caer en la morosidad. Y es que si tienes retrasos en tus pagos no vas a poder calificar para este préstamo. Lo ideal es que optes por la consolidación cuando tengas deudas en diferentes bancos o de diferentes tipos, ya que la consolidación te permite combinar todos los pagos. De esa forma te puedes organizar mejor para pagar cada mes. Los intereses menores son otro punto a favor de la compra de deuda.

 

Compara bien y elige la mejor oferta

 

Al igual que con los préstamos y créditos, si decides consolidar no te vayas con la primera oferta. Compara bien y elige el banco o entidad financiera que te ofrezca más beneficios y menos intereses. La idea es que te cueste menos de lo que pagas actualmente. Pero ¡Ojo! Comprueba que la oferta del banco sea válida durante toda la deuda y que no se trata de cuotas introductorias que solo duran unos cuantos meses.

 

Si tienes deudas en dólares y quieres empezar a pagar en soles, a través de la compra de deuda también es posible, solo tienes que solicitarlo al banco al momento de pedir este servicio.

 

Lee también: 

 

* 3 errores comunes al consolidar deudas
* Por qué no te conviene pedir un préstamo para consolidar deudas
* Pasos para consolidar tu deuda